lunes, 1 de septiembre de 2014

Barrio de Tango: Festival Homenaje a Goyeneche

"Cantor de barrio, llevas el tango 
en los latidos del corazón, 
mientras se mezclan tus emociones 
con los fraseos del bandoneón."

Entre tangos y recuerdos vivos, Goyeneche  fue el protagonista indiscutido de Saavedra la tarde del sábado 30 de agosto. Organizado por la familia del Polaco, Unidos y Organizados de la Comuna 12, el Ministerio de Cultura de la Nación y "El tango será popular o no será nada" y bajo la coordinación de Daniel Fratantoni, el Festival Homenaje a Goyeneche reunió a cientos de vecinos que confluyeron en la Plaza Madres del Pañuelo Blanco para disfrutar de orquestas de tango, cantores y baile. 

A 20 años de su paso a la inmortalidad, el comunero Pablo Ortíz Maldonado (Om) lanzó la campaña de recolección de firmas de los vecinos de la Comuna 12 para que la Legislatura apruebe el cambio de nombre de la Comuna 12 por Goyeneche, tal como lo indica la Ley 1.777 de comunas. Estuvieron presentes las legisladoras del Frente para la Victoria Paula Penacca y Gabriela Alegre, quienes presentaron la placa distintiva al tanguero otorgada por la Legislatura porteña que se emplazará en ese lugar. 
Afiches fileteados con consignas sobre la jornada tanguera, remeras de "Comuna Goyeneche", una muestra de fotos del "cantor de mi barrio", banderines desplegados de punta a punta, un buffet muy concurrido con precios populares eran el paisaje en esta plaza, poblada de vecinos y militantes que confluyeron para ser parte de este evento histórico. Niños, jóvenes y adultos mayores se acomodaban en las sillas o en el pasto, todos con entusiasmo por contemplar y participar de esta jornada tanguera. 
Cerca de las 15 horas,  despuntaron los primeros tangos, bajo el pulso preciso del DJ Mariano Romero. También se presentaron grandes emblemas del tango como el dúo de Robertito Goyeneche y Esteban Morgado, la Orquesta Típica Almagro con los cantores Cucuza Castiello y Osvaldo Peredo, Lucía D'Agostino, UB Tango: ninguno quiso perderse este homenaje, en el que cautivaron a todos con su expresividad y talento.
El público disfrutó cada número y muchos se animaron a salir milonguear a la pista de baile montada para la ocasión. En medio de las presentaciones musicales el poeta Raimundo Rosales recitó poesía. A las 16 horas, subieron al escenario los familiares, las legisladoras, el comunero y representantes de Unidos y Organizados. 
En un clima de intimidad, a pesar de la masiva presencia en la plaza, tras las firmar  cambio de nombre de la comuna, Luisa, la mujer del Polaco, tomó la palabra. Con la emoción a flor de piel, agradeció a Om y a toda la Comuna 12 por la idea y el compromiso para rebautizar con el nombre de su esposo a los cuatro barrios que conforman la comuna.  
Por su parte, Penacca sostuvo que era "un evento muy sentido para el barrio" y tras señalar que "los números no dicen nada", celebró la iniciativa para rebautizar la comuna con el nombre de este ídolo popular. En ese sentido, llamó a "revalorizar las expresiones artísticas barriales" y a recuperar a figuras emblemáticas porque "hablan de nuestra cultura, de quiénes somos".
A su turno, Alegre reivindicó la Plaza de los Pañuelos Blancos y expresó: "Qué mejor que la placa esté acá, porque tanto él como las Madres son un símbolo nacional". La legisladora coincidió en que Goyeneche es un personaje que "nos identifica a todos" y adhirió a la propuesta del cambio de nombre. 

Om inscribió su propuesta en el marco de recuperar la identidad de la zona norte porteña. En ese punto, el comunero recordó el amor del Polaco por su barrio: de viaje por Versalles, Francia "comprobó que los adoquines de su barrio, Saavedra, eran más lindos y tenían historias más vivas y latentes". 
Además, resaltó la calidad artística del intérprete, quien le imprimió su sello a cada tango y mantiene su vigencia intacta.
Balada para un loco, Tinta Roja, Naranjo en flor, Maquillaje, Garúa, Será una noche y Alma de loca fueron algunos de todos los temas que sonaron a pura potencia más allá de la plaza de Balbín y Donado.
En pleno verano de 1926, las calles de Saavedra lo vieron nacer. Habitué de los cafés y de los cabarés que dieron refugio a artistas y a devotos de la generación de 1940, el Polaco fue bautizado así por ser delgado y tener pelo largo y rubio
Este hincha fanático de Platense trabajó como chofer de colectivos, taxista y mecánico. Cantor sin formación académica, inició su carrera como cantor en la orquesta de Raúl Kaplún  a los 18 años. En 1952 fue convocado por Horacio Salgán y formó dúo con Ángel Díaz, quien fue el que lo bautizó como el “Polaco”, por ser delgado y tener el pelo largo y rubio. Cuatro años después se convirtió en el cantor de la orquesta de Aníbal Troilo, logrando un gran reconocimiento en su incipiente carrera.

Se “apropió” de muchos tangos clásicos porque recreó innumerables versiones originales que tenían nombre y apellido y que a partir de su interpretación pasaron a ser emblemáticos de su repertorio. El cantante preferido de Víctor Hugo Morales, que lo considera Gardel, se consagró como solista después de ser cantor de orquesta y el reconocimiento le llegaría a la madurez de su voz para no abandonarlo hasta su muerte. 
El sol comenzaba a ocultarse, pero nadie quería irse. Todos los presentes ya habían dejado su firma para empezar a cambiar la historia de la Comuna. Fue una jornada donde se respiró tango y la mística se apoderó del lugar, donde todos se contagiaron a ritmo del dos por cuatro. Donde todos confirmaron que Goyeneche es la Comuna 12.
video